jueves, 24 de julio de 2014

Cómo hacer Aceite de hipérico

El  hipérico (hypericum perforatum) es una planta que crece con un tallo largo y ramificado a las orillas de los caminos o en zonas de campo abierto, sus flores son doradas y florecen en verano, por lo que también se suele llamar “Planta de San Juan”.
Contiene aceites esenciales, taninos, ácido ascórbico, flavonoides e hipericina

Se recomienda tradicionalmente, en casos de depresión leve, tristeza y astenia otoñal o primaveral, trastornos psicológicos de la menopausia, etc...y en la actualidad se investiga su aplicación en tratamientos contra el cáncer y el VIH.
Además, el aceite de hipérico tiene muy buenas cualidades analgésicas, por lo que se suele administrar también para tratar dolores leves o moderados como los dolores menstruales o dolores musculares o articulares. Contusiones, tendinitis, torceduras, artritis, gota, etc.      

                                             

                              
Además es antiséptico y cicatrizante por su alto contenido en taninos, por lo que se suele utilizar por vía externa para tratar: 
  •  quemaduras solares o de otro tipo
  •  heridas, incluso abiertas
  •  rozaduras
  •  llagas y úlceras
  •  inflamaciones
  •  picaduras de insectos
  •  hemorroides
  • problemas circulatorios

Preparaciónes con las flores de hipérico

Infusión:
Para depresión, ansiedad, trastornos emocionales asociados con la menopausia y el síndrome premenstrual.
Resfriados e infecciones combinadas con saúco.

Oleato:
  Se usa en quemaduras e inflamaciones musculares.

Tintura:-  
Tomar al menos 2 meses contra la tensión nerviosa que lleva a la depresión y al agotamiento.

Crema: -   
Se emplea para dolores localizados como la ciática, las distensiones musculares y calambres 

Como aceite de masaje, en estado puro o combinándolo con aceite esencial de ylang-ylang o palmarosa

Para curar heridas o tratar el acné, se puede mezclar con aloe vera  o  aceite esencial de árbol de te

Para aliviar varices o hemorroides se combina muy bién con aceite esencial de ciprés o romero.
Podemos mezclarlo también con arcillas, que nos ayudaran a que permanezca impregnado mejor en la piel.   

Después de aplicarse aceite de hipérico, no se recomienda tomar el sol inmediatamente, ya que puede producirse fotosensibilidad.

En caso, de querer tomarlo por via oral, consultar siempre con su médico porque puede presentar interacción con otros medicamentos.

Cómo hacer el aceite de hipérico 

Es muy fácil de preparar. Sólo tenemos que recoger las flores abiertas de la planta (los ramilletes de flores de los extremos de las ramas), ponerlas en un recipiente de cristal transparente y cubrirlas de aceite de oliva. 
Cerramos bien el envase y lo dejamos durante 40 días en un lugar donde reciba luz solar  directa durante varias horas al día

Iremos removiendo la mezcla diariamente y comprobando que el aceite tape completamente las flores y que no haya ninguna en mal estado, que nos estropearía todo el aceite

Pasadas 3 semanas, que es la mitad del tiempo total que necesita este aceite, podemos renovar las flores para que tenga más cantidad de principios activos y una vez pasados los 40 dias, retirar las flores, pasarlo por un tamiz y guardar este aceite en un envase oscuro o en un armario que este bien resguardado de la luz y el calor, si ha estado bien guardado, podemos disfrutar de él durante 2 o 3 años o hasta la temporada siguiente que volvamos a realizarlo.
Aceite de hipérico
 Os dejo el vídeo para poder verlo más extenso.
Si te ha gustado no te olvides de comentar y compartir en tus redes sociales.
Hasta pronto!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...